Teusaquillo

Vi la película Roma de Alfonso Cuarón, es la historia de una localidad en el México de los años 60, una biografía desde los ojos de una familia. Entonces yo, aprovechándome de la iniciativa Mexicana quiero hacer la mía, no quiero dejar a Cuarón sólo en esta expresión y decidí contar la historia vista desde los ojos de la pequeña Birna Avila en una parte de mi infancia en Bogotá en el barrio Teusaquillo. Sí, puede sonar poco serio pero este es mi ejercicio personal.

Nuestra casa era de ladrillo con olor a madera vieja, crujientes pisos y poca iluminación; una casa construida en los años 30. A diferencia de la casa de Cuarón en mi casa no habían dos empleadas permanentes; había cinco hijas, una madre muy ocupada y en ocasiones una tía dulce, triste y solterona que llevaba en su maleta naranja todos los tesoros de su vida, me encantaba husmear en su maleta, había un arrollador olor a talco. Yo recuerdo que fue una época feliz de mi vida, jugaba en el negocio de mi papas que quedaba en el piso de abajo, siempre había mucha gente cocinando y limpiando para el restaurante y yo nunca me planteaba la posibilidad de que el mundo pudiera ser diferente para otros. En esa casa hui por primera vez con una muñeca, un banano y mi vestido favorito, pero nadie los supo, mi papá me hizo regresar con un regaño frente a la puerta y hasta ahí llegó mi primera escapada. Nuestra hermana mayor nos daba clases sobre ovnis y rarezas metafísicas y yo inocente llevaba mis descubrimientos a clase y los compartía con mis compañeros. Teusaquillo era mi mundo, tenía que cruzar la avenida Caracas para tomar el bus del colegio, era tranquilo, había un enorme árbol que no creo que exista ahora. Querido Alfonso, yo también tengo mi Teusaquillo. 

Teusaquillo

I saw the film Roma by Alfonso Cuaron, it is the story of a locality in the Mexico of the 60’s, a biography from the eyes of a family. So I, taking advantage of the Mexican initiative, want to do mine, I do not want to leave Cuarón alone in this expression and I decided to tell the story seen from the eyes of the little Birna Avila in a part of my childhood in Bogotá in Teusaquillo’s neighborhood. Yes, it may sound little serious but this is my personal exercise. 

Our brick house smells like old wood, creaking wood floors and poor lighting; a house built in the 30’s. Unlike the house of Cuaron in my house there were not two permanent employees; There were five daughters, a very busy mother and sometimes a sweet, sad and spinster aunt who had in her orange suitcase all the treasures of her life, I loved sniffing around in her suitcase, there was an overwhelming smell of talcum powder. I remember it was a happy time in my life, I played in my parent’s business that was on the floor below, there were always many people cooking and cleaning for the restaurant and I never considered the possibility that the world could be different for others. In that house I ran away for the first time with a doll, a banana and my favorite dress, but nobody knew, my dad made me come back with a scolding in front of the door and that’s where my first ran away came. Our older sister taught us about UFOs and metaphysical oddities and innocent me, took my discoveries to school and shared them with my classmates. Teusaquillo was my world, I had to cross the Caracas avenue to take the school bus, it was quiet, there was a huge tree that maybe has gone. Dear Alfonso, I also have my Teusaquillo.

5 comentarios en «Teusaquillo»

  1. Leyla A.

    This film brought so many memories to all of us who had the chance to grow up during the 70’s, it was truly an interesting experience. I always loved Teusaquillo too ?

  2. Maria Teresa

    Un viaje a la infancia y los recuerdos, porque no invitarnos a ir aún más lejos visitando ese mundo de la vieja casa, como cuando esculcaba la maleta de la tía Cecilia. Pues dan ganas de sumergirse y viajar en el tiempo.

  3. Gloria Avila

    Que viaje fantastico al pasado . Volver atras en el tiempo y sumergirse en esa casa de ladrillo oscuro y la maleta naranja de la ti a Cecilia que todas esculcamos con tanta curiosidad como fascination. Y sobre todo, que manera magistral de contarlo. Algunas lineas y como Alicia en el pais de las maravillas, entramos al tunel de otro tiempo. Bravo por recordarnos esta historia con su pluma mágica y aerea.

    1. birnavila Autor de la entrada

      Me hizo llorar, ahora si sé que tengo el don de escribir. Un abrazo querida hermanita. Si, claro escribiré esa hostoria de amor que es nuestra vida.

Los comentarios están cerrados.